No esteu sols | Carta de Carine
16144
post-template-default,single,single-post,postid-16144,single-format-quote,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_updown,page_not_loaded,boxed,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

¡Visca una Catalunya que pugui escollir lliurement ser una Republica!

— Carta de Carine

Estimado Señor Puigdemont,

Me hubiera gustado escribirle en catalán, pero aunque mallorquina, residente en Francia, tuvimos que salir de la isla antes de poder imaginar que algún día nuestra lengua se enseñaría en las escuelas y que sería lengua cooficial. ¡Gran logro este de la joven democracia! Sigue siendo la lengua de comunicación de la familia y la leo, pero me perdí la etapa esencial de la escritura. Al fin y al cabo, no creo que tenga tanta importancia porque lo que motiva esta carta es un lenguaje universal, el de la democracia.

Como demócrata, quiero expresarle mi apoyo y solidaridad porque considero que todos los pueblos tienen derecho a la autodeterminación y que usted no tendría que haberse encontrado jamás en la situación en la que está. Peor es la suerte de sus correligionarios, presos políticos. Sí políticos, porque perseguidos por sus ideas políticas y encarcelados de forma innecesaria por los actos políticos pacíficos de los que se les acusa, por una justicia partidista en un país gobernado por uno de los partidos más corruptos de Europa y cuyos corruptos miembros siguen mayoritariamente en libertad. Asimismo, quiero expresarle mi admiración. Imponer, con su presencia en Bruselas, el debate a nivel europeo ha sido habilísimo, en el sentido positivo de la palabra. Estoy convencida de que la UE es ahora mismo el único baluarte para impedir que se renueven las violencias inaceptables del estado español, la única institución capaz de incitar a una resolución sensata y pacífica de lo que ha acabado siendo, a pesar suyo, lo intuyo, una confrontación sin salida.

Como demócrata, sin embargo, debo decirle que no avalo su actuación tras el 1-O. Usted fue electo con un programa que anunciaba un referéndum para la independencia de Cataluña y se vio abocado por la terquedad y la negativa rotunda e irracional del estado central a organizar un referéndum ilegal para cumplir con su promesa. Pero discrepo con usted cuando, movido por la legitimidad que le otorgaban su mayoría en el Parlament y un gran entusiasmo y apoyo en la calle, pero tal vez también cegado por eso mismo, decidió anunciar la independencia de Cataluña. Considero que por muy convencidos que estemos de llevar la razón no podemos aplicar lo que no queremos que nos apliquen. Y que, por lo tanto, a raíz de una consulta parcial, por las circunstancias que se dieron, y por consiguiente no representativa de todo el electorado catalán, usted, máximo representante de todos los catalanes, no debía de haber declarado la Republica de Cataluña.

A pesar de este desacuerdo, como demócrata, hubiera estado manifestando en Bruselas, el 6, de haberlo podido. Y hubiera estado gritando con todas mis fuerzas para que toda Europa me oyera. No a favor de la Republica de Catalunya, que aún no existe pero que le deseo logre democráticamente algún día. Pero sí a favor del derecho a la autodeterminación, pero sí por la liberación de los presos políticos, pero sí en contra de la aplicación del artículo 155.

¡Visca una Catalunya que pugui escollir lliurement ser una Republica!

Atentamente,

Carine Tumba Colom

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: